guardiacivil conservastorrevieja

Han sido detenidas cinco personas de origen búlgaro entre los que se encuentran dos menores de edad

En el marco de la denominada Operación ‘STANKOV’, la Guardia Civil ha logrado desmantelar un grupo organizado delictivo que operaba en Torrevieja que se dedicaba, presuntamente, a la fabricación y almacenamiento de aguardiente y a la preparación de botes con contenido alimenticio, conservas caseras, que carecían de garantía higiénico sanitaria, y cuya finalidad era su posterior venta al público, así como de tabaco de procedencia extranjera, que no había pasado los oportunos controles de aduanas en España, al mismo tiempo que supuestamente receptaban efectos procedentes de robo.

Por todo ello fueron detenidas cinco personas, dos hombres y tres mujeres, todos de nacionalidad búlgara, y entre los que se encontraban dos menores de edad.

En diferentes grados de implicación, se les imputa de la presunta comisión de los delitos de receptación, contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal, contra la hacienda pública y por infracción administrativa en materia de contrabando.

Los hechos se remontan a mediados del pasado mes de diciembre cuando, tras la detención de una persona en Torrevieja, la Guardia Civil descubre que los efectos robados por ésta fueron después vendidos en un determinado domicilio de la localidad. Lugar donde, desde hacía algún tiempo se venían recibiendo algunas quejas por parte de los vecinos, lo que llegó a generar una cierta alarma social en la zona dado el continuo trasiego de visitantes que recibían.

El pasado martes día 15, la Guardia Civil observa como una persona entra en la casa y el poco tiempo sale con una bicicleta, resultando que la misma figuraba como sustraída el día 18 de noviembre de 2012.

Ante todas estas circunstancias, a última hora de la mañana del pasado jueves día 17 y con el oportuno mandamiento judicial, se procedió al registro de la vivienda y del local comercial que regentan los ahora detenidos, contando para ello con la participación de inspectores de Sanidad.

La casa estaba dispuesta como un “auténtico supermercado”, teniendo multitud de alimentos expuestos con sus precios correspondientes. Había cerca de 650 botes de conserva de verdura preparada por ellos mismos, sin ningún tipo de garantía higiénico sanitaria, además de gran cantidad de productos procedentes de Bulgaria. Se hallaron aproximadamente unos 4.000 litros de aguardiente elaborada en la propia vivienda, disponiendo sus moradores de una auténtica “cadena de producción” compuesta por un alambique, numerosos barriles para la fermentación del producto, botellas vacías, tapones de corcho, entre otros.

Al igual que lo anterior, en muy malas condiciones higiénico sanitarias. En el mismo habitáculo se encontraron e intervinieron 7 bidones de unos 50 litros con líquido en su interior, y 14 bidones más de 240 litros de capacidad donde había sustancia fermentada. En el mismo registro la Benemérita también se incautó de 1.847 cajetillas de tabaco procedentes de países del Este de Europa, los cuales no habían pasado los correspondientes controles de aduanas en España, y que se hallaban perfectamente preparados para su posterior venta al público.

Es de resaltar el elevado número de efectos encontrados, cuya procedencia podría ser el robo, y entre los que se encuentran ordenadores portátiles, teléfonos móviles de última generación, cámaras fotográficas, televisores de alta definición, joyas, y hasta una pistola detonadora.

Las personas detenidas, en unión de las diligencias instruidas y los efectos intervenidos, quedarán a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de los de Torrevieja.

More news