Se trata de un islandés de 39 años al que se le hizo el alto por no llevar el cinturón de seguridad

Agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Torrevieja, que realizaban un servicio preventivo de alcoholemia en el punto kilométrico 9,00 de la carretera CV-905, detuvieron ayer por la tarde, hacia las 19.30 horas, a un conductor que circulaba con un nivel de alcohol cinco veces superior al permitido.

Los agentes hicieron el alto al vehículo para sancionar al conductor tras constatar que circulaba sin hacer uso del cinturón de seguridad pero, una vez detenido el vehículo, pudieron comprobar que se comportaba de manera extraña por lo que decidieron someterle a la correspondiente prueba etilométrica (alcoholemia).

Las pruebas practicadas no dejaron lugar a dudas dado que arrojaron un resultado positivo de 1,78 mg/l en la primera muestra y 1,66 mg/l en la segunda, lo que representa una tasa cinco veces superior a la permitida. Por estos hechos se procedió a la detención de E.I.K., de nacionalidad islandesa y 39 años de edad, al que se le imputó la presunta comisión de un delito contra la seguridad vial (conducción bajo influencia de bebidas alcohólicas).

La persona detenida, en unión de las diligencias instruidas, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Torrevieja, en funciones de guardia.

More news